Saltar al contenido

fiestas

ROCIO : THE CARAVAN OF LIGHT

Disculpa, pero esta entrada está disponible sólo en Inglés Estadounidense y Francés. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in this site default language. You may click one of the links to switch the site language to another available language.

Andalusians generally spend a lot of money on pilgrimages, to make their yearly visits to the Virgin much-talked-about. sin pecado rocio sevillaThe pilgrimage is not just a festive consequence of a Christian eagerness (mostly for the Virgin Mary), but there are many attractions even before the beginning of the pilgrimage. Dressing in the pilgrim (romero/romera) costume is a ritual that is fulfilled in all of its senses, physical, spiritual, folk.

Getting together again with the eternal friends from the fraternity, enjoying the preparations, decorating the Simpecado (standard carried on a wheeled altar), and preparing one's own wagon and turn it into a singing cloud, leaving the quarters triumphantly, like a troop ready to conquer, on horseback with or without one's partner, among applause (like the legions of Caesar), with the sound of drums and Sevillana songs... girls costums seville festival

In the mornings Seville has a special light decorated by the slow transit of wagons drawn by patient oxen that look like creatures from another civilization. And in the place of honor is the Simpecado, which is the center of worship until the brotherhood reaches the village of Almonte along the way with singing and dancing prayers, water and wine celebrating the time that is to come. In the village the queen is the image of the Virgin, found centuries ago by a hunter.

The morning the pilgrims leave they shine more than the sun; the bells pealing with joy encourage the spring adventure, and the rest is an exhibition of a traveling popular art, of invisible loving hands. The way to the village is something else, voices drop when the city is left way behind, the pilgrims' throats are sore and their feet feel heavy, they have to measure their strength. The third act is the leiv motiv: staying in the crowded village, the sacred place of the Blanca Paloma (= White Dove, the popular name of the Virgin in this village).

The return may look like a retiring army full of emotions, but this is not so, they still have strength to sing sadly about the end of the pilgrimage until the following year, so far away...devotion virgin mary rociodevotion blanca paloma rocio

Buscando a un Barbero en Sevilla

Opera House Seville tourLa Opera posee un escenario fundamental, sin él los grandes libretos no existirían. No es Viena ni París, es Sevilla. Las mejores obras tienen a la capital de Andalucía como escenario de sus tramas a pesar de que sus actores (y a menudo tampoco sus compositores) nunca pisasen la ciudad. Pero la magia de esa Sevilla que había sido la más cosmopolita del mundo, simplemente por oídas, atrapaba a esos escritores que necesitaban historias de amor pasional e imposible en lugares “exóticos”.

Don Giovanni, Carmen, Fidelio, La Forza del Destino, La Favorita... y El Barbero de Sevilla.

El autor de esta última, Pierre-Augustin Caron de Beaumarchais, era un dramaturgo francés que formó parte de la corte de Carlos III entre los años 1764 y 1765. Vino por motivos de negocios y se fue, igualmente, por razones económicas ya que sus deudas se acrecentaron.

Dos años en España le bastaron para quedar fascinado y dar rienda suelta a una creatividad inspirada en la novela ejemplar de Miguel de Cervantes “El Celoso Extremeño”.

Beaumarchais escribió una década después las obras El Barbero de Sevilla y Las Bodas de Fígaro, aunque no saltaron a la fama hasta que Gioacchino Rossini y Wolfgang Amadeus Mozart las adaptaron a la ópera, respectivamente. Hay un tercer libro titulado La Madre Culpable cuya música es de Milhaud y cuya popularidad es bastante menor.

figaro barber shop seville

En la primera, Fígaro, el protagonista, es un famoso barbero de la Sevilla de finales del Siglo XVIII que se hace intimo de un joven noble, el Conde de Almaviva.

El aristócrata, enamorado de Rosina, una joven huérfana cuyo tutor la había secuestrado para casarse con ella y quedarse con su valiosa herencia, le pide ayuda a Fígaro para permitirle encontrar a su amada a solas, burlando la estrecha vigilancia del tutor Don Bartolo.

En la segunda, Las Bodas de Fígaro, el Conde y la ahora Condesa se casan, mientras que Fígaro les ayuda a preparar el enlace pero el Conde traicionará a Fígaro al insidiar a Susana, la prometida del barbero.

 

Aunque Beaumarchais nunca estuvo en Sevilla, el pueblo llano, sus rumores y leyendas hicieron realidad las localizaciones de la opera. Un ejemplo, la propria casa de Fígaro.

De ello se hicieron eco hasta los viajeros románticos del siglo XIX como por ejemplo el escritor británico Augustus Halle que, tras un viaje por España, escribió en su Wanderings in Spain (Londres, 1873): “Justo detrás del Alcázar está la plaza de Santo Tomás. Donde Fígaro el barbero de Sevilla tenía su establecimiento”.

bodeguita casablanca sevilla tapasLógicamente el paisaje urbano ha cambiado un poco, pero si paseáramos por la calle Santander, casi en confluencia con la Avenida de la Constitución, podríamos detenernos ante el edificio que se encuentra frente a la antigua Casa de la Moneda (que espera una restauración), justo donde se encuentra una Bogeduita de tapas, y cambiarlo en nuestra imaginación en una vivienda encalada de una o dos plantas.

En la planta baja aparecería Fígaro atendiendo a sus clientes y afeitándolos con una destreza sin igual. Y en la parte alta, su vivienda, dónde junto al Conde de Almaviva, diseña la estrategia para liberar a la bella Rosina.

Para vivir en primera persona el resto del libreto deberíamos dirigirnos ahora al barrio de Santa Cruz. Callejuelas estrechas y laberínticas que nos trasportan a siglos atrás y dónde Fígaro hacía las suyas.

balcony rosina barber sevilleCaminando, buscaríamos la casa del Don Bártolo el tutor, y el balcón donde Rosina esperaba, oía y anhelaba a su amado Conde de Almaviva disfrazado del estudiante Lindoro. Yo estoy con Carmen Laffón y sitúo el balcón en la calle Segovias donde ahora se encuentra el Hotel Palacio Pinello, cerca del cruce con Argote de Molina.

Carmen Laffón es la escenógrafa del delicioso, auténtico y conseguidísimo Barbero que disfrutamos al Teatro de La Maestranza de Sevilla el pasado Febrero de 2016, en el marco de un tour de la Ópera para Alderan - Note in Viaggio de Roma.

hotel palacio-pinello-sevilleVengan a Sevilla, saboreen la magia, paseen y piérdanse por una media horita por esas calle llenas de leyenda mientras canturrean a Rossini y Mozart. O Bizet, puesto que a dos calles de Ustedes, prés de remparts de Séville / chez mon ami Lillas Pastia, Carmen estará bailando la seguidilla encima de las mesas de la taberna al son de la guitarra gitana y de unos bandoleros haciendo compás y bebiendo Manzanilla. ¿Dónde? Busquen el Callejón del Agua.

De la diosa Astarté a la Virgen del Rocío

LA FESTIVIDAD DEL ROCÍO: DEL RITO TARTÉSICO AL ESPECTÁCULO ACTUAL
almonte rocio-salto-de-la-reja¿Quién no ha oído hablar o visto imagenes del salto de la reja en la aldea del Rocío? ¿Quién no sabe que en este pueblo agrícola de la provincia de Huelva, se celebra la más grande romería europea, que a veces congrega hasta medio millón o más de personas?

Hoy les presento el trabajo académico original de una amiga (Raquel Venegas, Sevilla) acerca de los famosísimos rituales ligados a la romería de la Virgen del Rocío en Almonte, provincia de Huelva, Andalucía. Se trata de un trabajo muy original e sumamente interesante que vincula una vez más el presente cultural de Andalucía y nuestras raíces fenicias y greco-romanas.
Según un documento acopiado por la Hermandad matriz de Almonte y que data de 1798, fue un pastor del SXV (un cazador según otras versiones) quien encontró en un terreno impracticable llamado La Rocina, una estatuilla colocada sobre el tronco de un árbol, la misma que terminó como patrona de Almonte. Esta epifanía sigue esquemas muy comunes en las apariciones marianas: la Virgen es habitualmente hallada en el entorno natural, especialmente cerca de un árbol, y con menos frecuencia dentro de una cueva o a orillas de un río. La pregunta sería ahora qué relación tiene la Virgen María con los entornos campestres o boscosos y por qué ese carácter bucólico.

Para Raúl Ortega, “la que se presenta ante nosotros es en realidad, la Universal Diosa con sus universales atributos, los cuales se imponen más allá de la disparidad en el tiempo y de los credos” (Ortega R., 2013). Una de las primeras grandes diosas de la Antigüedad, prototípica sobre la que se basa la Virgen María es la gran Artemisa griega, dueña de bosques, montes y selvas, de la vegetación y de los animales libres. Orgullosa de su castidad, Artemisa era “una diosa primigenia adorada no como una más del resto de deidades femeninas del panteón heleno sino como la diosa total, la que resumía y acabaría generando a todas las demás” (Ibidem).

La Virgen del Rocío tiene su ermita curiosamente en la zona protegida de Doñana, una de las reservas de la biosfera más grandes y diversas del continente europeo. Tanto María como Artemisa cabrían dentro de una noción más general como es la de Madre Naturaleza. A este respecto, se dice que “la diosa es el alma, lo que le da vida a la materia inerte, la generadora de lo orgánico. Una sustancia intermedia e intermediaria entre el espíritu más abstracto, que es el atributo propio de los dioses masculinos, de lo solar más ascético y elevado, y la seca e inerte materia, así como la Luna está situada entre el Sol y la Tierra. Ella es la exuberante fuente de vida que realiza el mandato del ´Creced y multiplicaos´. Es el Anima Mundi (…)” (Ortega R., 2013). Como la Luna (relacionada con la fecundidad pero también con la noche, lo furtivo, lo fantástico y lo psíquico), la virginidad de la diosa se establece así entre lo natural y lo sobrenatural.
[pueden seguir leyendo o descargar en formato pdf]
Sigue leyendo

Semana santa en Sevilla: una dimensión muy barroca

Semana Santa 2016.  Los viajeros que vinieron a Sevilla asistieron estupefactos a las procesiones en un clima primaveral. Se dice que la Semana Santa de Sevilla es muy folclórica, muy barroca: ¿por qué?   encapuchado penitente sevillaEl barroco nació en Italia, y produjo maravillas en las que el mármol y los colores se hacían de carne y huesos como el Éxtasis de Santa Teresa de Bernini, o se hacen espectáculo teatral como en las pinturas de Francesco Barbieri, il Guercino.   El barroco es también un estilo de vida y una forma de sentir que aún hoy puede experimentarse en el sur, especialmente en Sevilla en los días de Semana Santa. Del 13 al 20 de abril, la ciudad se trasforma una vez más en el teatro de la más espectacular serie de procesiones, en cuanto a colores, formas y aromas, capaz de devolvernos atrás hasta el Siglo de Oro.   cristo semana santa sevillaDesde el Domingo de Ramos hasta Resurrección, la ciudad es atravesada por cinco, siete o más procesiones cada día. Las hay que duran cinco horas y otras que quince. Cada una consiste en largas filas de encapuchados a veces descalzos, los nazarenos penitentes, que proceden sosteniendo un gran cirio. De no encontrarnos en el año 2014, se diría que el Santo Oficio sigue dominando la ciudad. Los otros elementos son el paso, con sus miles de kilos de peso y sus tallas encima, y la banda que acompaña la procesión. El paso puede llevar una talla de la Virgen o una de Jesús Cristo, solo o en un grupo de tallas, según que se represente uno u otro momento de la pasión del Nazareno. ¿Quien mueve los pasos?   patrocinio cachorro triana costalerosLos costaleros, desde una treintena hasta medio centenar, por debajo del paso. A diferencia de los cargaores, que en Cádiz o en Murcia llevan el paso a hombros, los costaleros sevillanos lo llevan en la espalda, sobre el cuello: por ello necesitan una protección típica llamada costal. Avanzan juntos, arrastrando los pies sobre las calles y cargando cada uno con unos 40 kg de peso. Cada cofradía lleva en procesión dos o más imágenes, ricamente decoradas de oro, plata, terciopelos, flores, cirios. La más antigua es la Hermandad de los Negritos, fundada por los esclavos en el siglo XIV.   ¿Cómo avanzan los pasos? Lentos, muy lentos, y sin embargo, si chispea la lluvia dan carreras ágiles para refugiarse en la iglesia más cercana.   palio virgen semana santa sevillaCuando la imagen del paso es la de la Virgen, los costaleros ondean suavemente todas estas toneladas, en un ejercicio conmovedor, meciendo a María mientras la banda entona algo glorioso, así que bailando se abre paso la Virgen por las calles de Sevilla. La gente grita ¡guapa! y la piropea con cariño, algunos echan a llorar por la emoción. A un cierto punto, una voz se abre un hueco en el medio del parlotear de la muchedumbre y comienza su saeta, acallando a todo el mundo. Durante unos minutos la gente se calla y la magia del flamenco atraviesa miles de corazones de un solo golpe.   Riadas de personas se mueven como olas de una calle a otra, buscando por la ciudad el paso que más les gusta o un rincón más favorable. Los bares y tabernas se llenan y dentro sirven las torrijas, pan tostado embebido en leche azucarada, y luego espolvoreado con canela, mojado en huevo batido y frito. Quien quiere tapas, que las pida de bacalao o cordero, que es lo que toca.   patrocinio cachorro triana nazarenosPor las mañanas, si ustedes quieren, les dejarán entrar en las iglesias para visitar las tallas y los palios antes de que salgan a la calle. Y si el cielo se cubre de nubes, miles de narices miran hacia arriba para intentar evitar la lluvia. La Semana Santa estilo sevillano también se puede experimentar en otras localidades más pequeñas y siempre espectaculares. Ronda, Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda, Utrera y más; todas ellas ofrecen sus peculiaridades junto a rastros comunes. En todos sitios llueven pétalos de rosas de los balcones encima de las Vírgenes y los Cristos, los costaleros hacen acrobacias para meter a los enormes pasos en callejuelas imposibles.   mantilla sevilla semana santaLos perfumes de Semana Santa: el azahar de los 40.000 naranjos de Sevilla se mezcla con el jazmín y el incienso, el olor a torrijas de las cafeterías y el rastro dejado por los cirios. Todo ello os transportará a otra dimensión, donde las cosas que pasan se entienden solo a través de los sentidos. La racionalidad ya sirve de poco: es la puerta del mundo espiritual de Murillo y los pintores y escultores de la Sevilla barroca.