Saltar al contenido

Semana santa en Sevilla: una dimensión muy barroca

Semana Santa 2016.  Los viajeros que vinieron a Sevilla asistieron estupefactos a las procesiones en un clima primaveral. Se dice que la Semana Santa de Sevilla es muy folclórica, muy barroca: ¿por qué?   encapuchado penitente sevillaEl barroco nació en Italia, y produjo maravillas en las que el mármol y los colores se hacían de carne y huesos como el Éxtasis de Santa Teresa de Bernini, o se hacen espectáculo teatral como en las pinturas de Francesco Barbieri, il Guercino.   El barroco es también un estilo de vida y una forma de sentir que aún hoy puede experimentarse en el sur, especialmente en Sevilla en los días de Semana Santa. Del 13 al 20 de abril, la ciudad se trasforma una vez más en el teatro de la más espectacular serie de procesiones, en cuanto a colores, formas y aromas, capaz de devolvernos atrás hasta el Siglo de Oro.   cristo semana santa sevillaDesde el Domingo de Ramos hasta Resurrección, la ciudad es atravesada por cinco, siete o más procesiones cada día. Las hay que duran cinco horas y otras que quince. Cada una consiste en largas filas de encapuchados a veces descalzos, los nazarenos penitentes, que proceden sosteniendo un gran cirio. De no encontrarnos en el año 2014, se diría que el Santo Oficio sigue dominando la ciudad. Los otros elementos son el paso, con sus miles de kilos de peso y sus tallas encima, y la banda que acompaña la procesión. El paso puede llevar una talla de la Virgen o una de Jesús Cristo, solo o en un grupo de tallas, según que se represente uno u otro momento de la pasión del Nazareno. ¿Quien mueve los pasos?   patrocinio cachorro triana costalerosLos costaleros, desde una treintena hasta medio centenar, por debajo del paso. A diferencia de los cargaores, que en Cádiz o en Murcia llevan el paso a hombros, los costaleros sevillanos lo llevan en la espalda, sobre el cuello: por ello necesitan una protección típica llamada costal. Avanzan juntos, arrastrando los pies sobre las calles y cargando cada uno con unos 40 kg de peso. Cada cofradía lleva en procesión dos o más imágenes, ricamente decoradas de oro, plata, terciopelos, flores, cirios. La más antigua es la Hermandad de los Negritos, fundada por los esclavos en el siglo XIV.   ¿Cómo avanzan los pasos? Lentos, muy lentos, y sin embargo, si chispea la lluvia dan carreras ágiles para refugiarse en la iglesia más cercana.   palio virgen semana santa sevillaCuando la imagen del paso es la de la Virgen, los costaleros ondean suavemente todas estas toneladas, en un ejercicio conmovedor, meciendo a María mientras la banda entona algo glorioso, así que bailando se abre paso la Virgen por las calles de Sevilla. La gente grita ¡guapa! y la piropea con cariño, algunos echan a llorar por la emoción. A un cierto punto, una voz se abre un hueco en el medio del parlotear de la muchedumbre y comienza su saeta, acallando a todo el mundo. Durante unos minutos la gente se calla y la magia del flamenco atraviesa miles de corazones de un solo golpe.   Riadas de personas se mueven como olas de una calle a otra, buscando por la ciudad el paso que más les gusta o un rincón más favorable. Los bares y tabernas se llenan y dentro sirven las torrijas, pan tostado embebido en leche azucarada, y luego espolvoreado con canela, mojado en huevo batido y frito. Quien quiere tapas, que las pida de bacalao o cordero, que es lo que toca.   patrocinio cachorro triana nazarenosPor las mañanas, si ustedes quieren, les dejarán entrar en las iglesias para visitar las tallas y los palios antes de que salgan a la calle. Y si el cielo se cubre de nubes, miles de narices miran hacia arriba para intentar evitar la lluvia. La Semana Santa estilo sevillano también se puede experimentar en otras localidades más pequeñas y siempre espectaculares. Ronda, Jerez de la Frontera, Sanlúcar de Barrameda, Utrera y más; todas ellas ofrecen sus peculiaridades junto a rastros comunes. En todos sitios llueven pétalos de rosas de los balcones encima de las Vírgenes y los Cristos, los costaleros hacen acrobacias para meter a los enormes pasos en callejuelas imposibles.   mantilla sevilla semana santaLos perfumes de Semana Santa: el azahar de los 40.000 naranjos de Sevilla se mezcla con el jazmín y el incienso, el olor a torrijas de las cafeterías y el rastro dejado por los cirios. Todo ello os transportará a otra dimensión, donde las cosas que pasan se entienden solo a través de los sentidos. La racionalidad ya sirve de poco: es la puerta del mundo espiritual de Murillo y los pintores y escultores de la Sevilla barroca.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.