Saltar al contenido

La guitarra que Barack Obama se dejó en Sevilla.

Quizás no sepan que el 9 de julio de 2016 la ciudad de Sevilla, como una hermosa gitana se vestía con su mejor traje de lunares para acoger al ex-presidente de los Estados Unidos Barack Obama, uno de los invitados más prestigiosos que jamás haya transitado por la ribera del Guadalquivir.


El ex-presidente americano, de vuelta de la base naval estadounidense en Rota, tenía en su programa visita relámpago a la capital de andaluza, antes de regresar a los Estados Unidos desde el aeropuerto de Madrid.


El anuncio de la visita -acogido con un gran orgullo por el entonces alcalde Juan Espadas "Es una noticia magnífica"  había desencadenado la curiosidad de los sevillanos. La visita, ni que decir tiene, estaba provista de un rígido protocolo de seguridad (no se sabría hasta el último momento si el ex-presidente se quedaría en el moderno Gran Meliá Colón o en el histórico y lujoso Hotel Alfonso XIII); lo que sin embargo no impidió que se filtraran numerosos detalles sobre su visita.


Guide Antonio Jesus Naranjo showing michelle obama the town of Ronda
El Guía Jesús Naranjo y Michelle Obama en Ronda
Según las noticias, Obama debería trascurrir en la capital hispalense alrededor de 18 horas. Habría visitado la Catedral, subiendo a la Torre de la Giralda, desde donde habría saludado a la multitud, aclamado. Acompañado del rey Felipe VI, y de uno de los 600 guías turísticos preseleccionados para la ocasión, habría desarrollado una visita del Real Alcázar de unos 45 minutos. El tráfico del centro, incluso el de ciclomotores y bicicletas, habría estado cortado. Ni Michelle Obama, ni la Reina Letizia habrían acompañado a sus maridos, y la previsión atmosférica (45º) indicaban que Obama habría saboreado de cerca la conocida calóh (calor sofocante), tan típica de los veranos sevillanos.

El dramático hecho de Dallas del 7 y 8 de julio obligaron al ex-Presidente a anular la visita y volver rápidamente a los Estados Unidos para gestionar la espiral de tensión racial de que fue protagonista el país durante el 2016.


La guitare flamenca d'Obama
Aquello que queda de la visita de Barack Obama es la asombrosa guitarra flamenca que el maestro guitarrero Antonio Bernal había creado especialmente para el presidente, y que aún hoy, pacientemente, espera a ser recogida.
Disculpe Presidente, ¿cuándo regresa? A propósito, recuerde que la Casa Blanca ya pagó su tour privado, y nuestro guía le espera 😉